Ir al contenido

Logo de AGESIC

¿Qué es?

El concepto de Gobierno en Red o Gobierno Conectado es el resultado de la búsqueda de un Gobierno integrado, que posicione cada vez más a la tecnología como una herramienta estratégica y como un facilitador para la innovación del servicio público y el crecimiento de la productividad.

Los modelos tradicionales de servicios deben cambiarse para poner énfasis en la integración de los servicios públicos, con el fin de mejorar el valor de los que se brindan al ciudadano. Uno de los aspectos que realmente generará valor para éste, es reconocer que un real aumento en la calidad de los servicios, no es posible sin la consolidación y adecuación del «back office»; los sistemas de información y los procesos de trabajo, para lograr enfrentar la prestación conjunta de servicios finales.

La siguiente es la definición de Gobierno en Red incluida en el Decreto 450/009 aprobado en Consejo de Ministros, de fecha 28 de setiembre de 2009.

“Es el entramado de vínculos entre organizaciones, a través de los cuales se prestan servicios, se gestionan actividades y se persiguen objetivos compartidos. La red resultante de estos vínculos, trasciende las fronteras de las instituciones públicas y se entrelaza con la sociedad, creando las bases de una sociedad conectada. La meta es que el ciudadano pueda ser tratado como una única persona, con el mismo nombre o con una misma dirección, y que pueda efectuar trámites o recibir servicios de parte del Estado, en forma transparente a la coordinación interinstitucional que los hace posible.”

Solo a través de un Gobierno en Red es posible mejorar la cooperación entre los organismos gubernamentales, la profundización de las consultas y el compromiso con los ciudadanos, permitiendo una mayor participación con las múltiples partes interesadas.  Como punto fundamental para la implementación del Gobierno en Red se encuentra el desafío de la implementación del enfoque sistemático y estandarizado para el intercambio, reutilización e integración de información y datos entre los diferentes organismos. Este proceso debe pensar con miras a la reingeniería de la tecnología, los procesos, habilidades y la mentalidad de los funcionarios públicos dentro de un marco integral.

Es de esperar que un Gobierno en Red proporcione una mejor organización, flujos de información alineados e integrados, nuevas capacidades de transacción, así como nuevos mecanismos de consultas, tramitación y formas más participativas de la democracia.

Las iniciativas para construir un Gobierno en Red deben estar siempre enmarcadas bajo un principio clave: el objetivo final de todos los organismos y, por ende, de sus esfuerzos, debe seguir siendo una mejor prestación de los servicios públicos, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos. En tal sentido, los ciudadanos deben tener la oportunidad de jugar un papel que pueda influir en estas soluciones de e-gobierno.


04/01/2010

Compartir en:

Enviar a facebook Tweet esto Enviar a LinkedIn Enviar a Google+ Compartir en Whatsapp