Ir al contenido

Logo de AGESIC

Avances del Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE)

Autoridades presentesEl 22 de mayo se presentaron en la Torre Ejecutiva los avances en la implementación del Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE). Participaron  el ministro de Economía y Finanzas Ec. Fernando Lorenzo; el prosecretario de la Presidencia de la República, Dr. Diego Cánepa; el director general de Presidencia,  Dr. Diego Pastorín; el presidente  de la Agencia de Compras y Contrataciones Estatales, Ing. José Clastornik y los integrantes del Directorio del RUPE: el Prof. Pedro Apesteguía, el Sr. José Saavedra y la Ing. Cristina Zubillaga.

Lorenzo explicó que se trata de un proyecto que en su propia lógica de elaboración y de construcción implicó que se arraiguen los procesos de transformación en la Administración y su retroalimentación con los ciudadanos y las empresas.

“Detrás de este tipo de transformaciones está el objetivo de abatimiento de costos y debe ser interpretado como una ganancia de eficiencia para toda la comunidad. Abatir costos públicos y privados es lo que genera condiciones de eficiencia que puede aprovechar el conjunto de los ciudadanos”.

“En los procesos de transformación no solo hay que tener en cuenta lo que hay que transformar, sino tener una idea precisa a través de qué procedimientos y con qué mecanismos esas transformaciones ocurren”, concluyó el Ministro.

Transformación del Estado

Cánepa destacó la satisfacción de poder presentar el avance de una de las propuestas más importantes de la transformación del Estado en los últimos años. Este sistema incluye administración central, empresas púbicas y gobiernos departamentales.

Comentó en primer lugar que “el sistema va a permitir la interoperabilidad, el cruzamiento de datos entre organismos tan importantes como DGI, BSE, DNIC, BPS. No solo se instala la capacidad tecnológica, sino la transformación de procesos en la toma de decisiones en el Estado”.

En segundo lugar, que se trata de una herramienta que mejora la calidad del gasto en el Estado, “no solamente es cuánto gastamos sino cómo gastamos”.
Señaló que esto tiene un doble objetivo: no solo continúa la transformación del Estado para hacerlo más eficiente, más eficaz, sino para mejorar y dar instrumentos a los funcionarios y a quienes son ordenadores del gasto “para tener una mejor calidad de gasto que también hace a la calidad de nuestras políticas de compras”.

La reforma no es un solo acto, no hay un gran cambio único que determina un antes y un después, es un trabajo permanente, silencioso, con objetivos claros y equipos competentes como los que hay en ACCE.

Hoy estamos llevando adelante un decreto que determina todos esos cambios, pero también determina algo más importante y es que es posible generar estos cambios en el Estado uruguayo, “es posible generar un Estado eficaz y eficiente y tener herramientas para mejorar nuestras políticas públicas”.

Ahorro para todos los organismos

Clastornik señaló que el RUPE representa un cambio de paradigma de gestión en relación con la forma que el Estado tiene de relacionarse con sus proveedores.
A diferencia de lo que sucede hoy en donde los proveedores del Estado tienen que repetir los mismos trámites en diferentes dependencias por  cada proceso de compra, con el RUPE lo que se “haga una vez no volverá a hacerse”, es suficiente con que el proveedor haya incorporado una sola vez la información.

El otro gran cambio paradigmático es que todos los organismos públicos van a compartir una gran base de datos de conocimiento común. Esto significa que un organismo realizará el registro de cómo un proveedor cumplió su contrato y esa información le servirá a todos. Asimismo, agregó que “cuando un organismo realiza un trabajo de registro de un proveedor, será trabajo ahorrado para todos los demás organismos”.

Esto fue posible a través de la creación de bases institucionales y tecnológicas como la plataforma de interoperabilidad y la REDuy, tecnología que viabiliza que, cuando el proveedor ingresa su cédula en el RUPE, el sistema accede al instante a los sistemas de la Dirección Nacional de Identificación Civil (DNIC) y obtiene su nombre.

El RUPE toma partido de esta nueva visión de gestión y de las nuevas tecnologías para integrar información con DGI, BSE, BPS, DNIC y también con los sistemas de gestión de cada uno de los organismos.

Clastornik destacó al RUPE como un sistema sencillo, en donde quien quiera ser proveedor del Estado debe de “inscribirse por Internet y cargar su información allí”.  Según el tipo de empresa se requerirá distinta información. Estos documentos escaneados se suben al RUPE, no es necesario que en las oficinas de compra tengan el original a la vista para legitimar su autenticidad”.

El esquema se sintetiza de esta manera: “los datos del proveedor los ingresa y actualiza únicamente el proveedor, los datos de su cumplimiento los ingresa el Estado”.
El RUPE supone un avance con aprobación de este decreto reglamentario, la etapa siguiente es el funcionamiento de un piloto en 4 organismos que ya ha comenzado con la capacitación de sus funcionarios en AGESIC, CGN, TGN y UTE.

“Se prevé que en un año todos los organismos estarán integrados al RUPE. Este es un nuevo desafío que ACCE enfrenta, hay otros como los nuevos pliegos únicos, los convenios marco y la subasta inversa, que esperamos contarles de sus avances a la brevedad” concluyó.

Material relacionado

Ver nota: Se presentan avances del RUPE
 


10/06/2013

Compartir en:

Enviar a facebook Tweet esto Enviar a LinkedIn Enviar a Google+ Compartir en Whatsapp